Inicio Historias de Exito Granja Avícola: pareja cumple sueños

Granja Avícola: pareja cumple sueños

por La Prensa

Denis González y Soledad Espinoza son una joven pareja que hace seis años iniciaron la Granja Avícola Lali, en María Auxiliadora, Itapúa. Ellos crían gallinas ponedoras y distribuyen huevos a cuatro importantes ciudades del departamento. 

Granja Avícola Lali es un emprendimiento de Denis González y Soledad Espinoza, se encuentra en el barrio Perpetuo Socorro de María Auxiliadora, Itapúa y cuenta con un galpón donde crían a unas 5.000 gallinas ponedoras actualmente. 

“Se trata de una granja a la antigua con un galpón que tiene de ancho 10 metros y de largo 40 metros. Estamos contando con ese único galpón dividido en tres tandas de gallinas. Tenemos pensado construir otro y aumentar la cantidad de gallinas”, detalló Soledad Espinoza, propietaria del negocio. 

En una entrevista para La Prensa, recordó que iniciaron en el 2016 cuando un amigo en común con su marido les recomendó que intentaran trabajar con gallinas ponedoras y empezaron con 1.000.

Ambos son jóvenes de 30 años que ponen pasión y empeño a todo lo que hacen y gracias a todo eso van creciendo y su meta principal es llegar a criar a 15.000 gallinas, para ello apuntan a construir un galpón más. 

“Nos diferenciamos por el amor que le damos a nuestras gallinas, no digo que son orgánicas porque las alimentamos con balanceados, tratamos de darle una alimentación un poco más natural”, resaltó. 

Ambos desde hace 3 años son clientes del Centro de Atención María Auxiliadora del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH) con quienes crecieron en cantidad de gallinas ponedoras, adquisición de insumos y otras refacciones a su galpón.

“Tenemos más de 100 clientes fijos pero después aparecen clientes ocasionales en fechas especiales como en Semana Santa. Varía mucho la cantidad de huevos que producimos, dependemos del clima siempre pero en promedio producimos 4.800 huevos por día”, detalló. 

Actualmente llegan a  cuatro ciudades: Natalio, Yatytay, Capitán Meza y Maria Auxiliadora y buscan seguir creciendo para responder a la demanda de las demás ciudades aledañas. 

“En esta época es importante resistir y tratar de darle mucho amor al trabajo porque si uno no le da mucha pasión al trabajo no va a poder resistir”, aconsejó.

You may also like

Leave a Comment