Inicio Tecnología Tecnología circular para expandir a más empresas sostenibles desde el compromiso medioambiental

Tecnología circular para expandir a más empresas sostenibles desde el compromiso medioambiental

por Dora Benitez

El reciclaje se ha convertido en una parte clave del día a día. Tanto si se trata de separar los residuos o elegir productos reutilizables, avanzar dando pasos proactivos hacia los objetivos de sostenibilidad mediante la gestión de los propios desechos y residuos ya forma parte del comportamiento cotidiano.

Todos los comportamientos del día a día están impulsando un cambio generalizado hacia una economía circular, definido por la Fundación Ellen MacArthur como un sistema que elimina los desechos y la contaminación, y hace circular productos y materiales en su valor más alto, tanto de productos que se pueden utilizar en hogares, como en comercios o en equipos de TI.

La dimensión del problema

Los desechos electrónicos suponen el tipo de residuos que más rápido crece en el mundo. Según la UNEP, el mundo produce hasta 50 millones de toneladas de desechos electrónicos y eléctricos (e-Waste) al año, que pesan más que todos los aviones de aerolíneas comerciales fabricados hasta ahora. Si se sigue en esta línea, la previsión es que la producción de combustibles híbridos será de 120 millones de toneladas para el año 2050.

Pero quizá sea más sorprendente el hecho de que el coste anual de este e-Waste, incluyendo equipamiento informático y dispositivos electrónicos como ordenadores, portátiles, teléfonos, pendrives y tablets, supera ya los 62.500 billones de dólares. Y, sin embargo, menos del 20% de estos recursos se reciclan correctamente.

Esto significa que se están perdiendo oportunidades, tanto en el plano medioambiental como en el comercial, para que las empresas incluyan principios circulares en sus operaciones TI. Si al considerar la gestión del ciclo de vida de los activos informáticos de una empresa, se le da un enfoque más sostenible, se pueden obtener toda una serie de beneficios. Ahora más que nunca, las empresas se ven presionadas para afrontar sus retos de sostenibilidad y abordar el cambio climático de forma directa.

También te puede interesar

Deja tu Comentario