Inicio Salud Cómo luchar contra la obesidad y sus consecuencias nocivas para el correcto funcionamiento del organismo

Cómo luchar contra la obesidad y sus consecuencias nocivas para el correcto funcionamiento del organismo

por La Prensa

En Paraguay, más del 58% de los habitantes sufren de obesidad  y sobrepeso. Esta patología desencadena otras enfermedades crónicas. Para la licenciada en nutrición Molly Ruiz, esto se podría evitar siguiendo algunas normas de conducta saludable.

 

La profesional destacó que la obesidad se define como una acumulación excesiva y anormal de grasa nefasta para la salud. Se mide según el IMC (Índice de Masa Corporal), que se calcula dividiendo el peso por la altura al cuadrado de una persona. Por ejemplo, a  una persona con IMC superior a 25 se la considera con sobre peso; y si tiene más de 30, es obesa.

Esta enfermedad llega cuando se consumen más calorías que las que se gastan; un desequilibrio que atribuye al cambio de hábitos alimenticios y a la baja o nula actividad física. Puede ocasionar enfermedades como diabetes, cáncer, dislipidemias hipertensión, enfermedades coronarias, hígado graso, entre otras.

“Todo esto se puede prevenir. En caso de que ya estemos con la enfermedad de obesidad, es necesario tener una rutina de ejercicios supervisados o autorizados por el médico tratante, hidratarse con más de dos litros de agua al día, aumentar la cantidad durante los días más calurosos, y seguir un plan de alimentación de acuerdo a las necesidades con un profesional del área”, indicó Ruiz.

La Lic. Molly Ruiz brindó algunos tips para el cuidado integral de la salud. Las mismas deben desarrollarse de manera diaria para obtener resultados óptimos.

Una buena alimentación.

“Por ejemplo, se puede incluir 2 a 3 frutas diarias en la alimentación;  todos los días incluir ensaladas verdes las comidas principales, condimentarlas con aceite de oliva y limón; no saltarse ninguna comida, respetar los horarios de cada comida; incluir mayor fibra a tu día a día, como semillas de sésamo,  chía, lino entre otras”, sostuvo.

Por otro lado, sus consejos se dirigen al consumo de lácteos descremados y optar preferentemente por panes con semillas, salvados o integrales en lugar de blancos. En cuanto a las  carnes, recomienda optar por pechuga de pollo, lomo de cerdo,  carne vacuna con menor tenor graso y tilapia.

Igualmente, importantes son los métodos de cocción que se deben utilizar. En ese sentido, al horno, hervido, al vapor, grillado y a la parrilla son las ideales. En contrapartida, señaló que se debe evitar las frituras. “No dejar de comer, pero si saber comer. Que el alimento sea la medicina,  se tiene que comer para vivir y no vivir para comer”.

Lic. Molly Ruiz, nutricionista.

You may also like

Leave a Comment