Home Salud EL TIEMPO LIMITADO Y LA BUENA ALIMENTACIÓN

EL TIEMPO LIMITADO Y LA BUENA ALIMENTACIÓN

by La Prensa

Conjugar nutrición adecuada, saludable y la realización de actividades físicas suele ser complicada para cumplir. Dedicar unos minutos al día para el ordenamiento y cuidado de lo ingerido es lo que marca el inicio de una buena vida.

L a alimentación adecuada constituye un reto para muchas personas que prefieren disfrutar de los alimentos agradables pero riesgosos para la salud antes que cambiar sus hábitos erróneos y con ello mejorar su estado y esto con mayor razón se aplica a personas que se dedican a labores empresariales y que disponen de muy poco tiempo para elaborar de forma productiva sus alimentos para durante el día, es allí que los alimentos ricos en grasas muchas veces son los elegidos por las mismas descuidando de manera total al buen funcionamiento y el bienestar del cuerpo, el cual tarde o temprano llega a pasar factura a las prácticas poco recomendables.

Los antecedentes de la alimentación adecuada se encuentran en la Macrobiótica que se considera un arte y una ciencia de la salud y la longevidad. La educación nutricional es muy importante para lograr transformar la conducta alimentaria indebida, de ahí la intención de proporcionar conocimientos sobre la alimentación adecuada, sus características y relación con diferentes enfermedades crónicas. Se enfatiza el valor nutricional del arroz integral, la importancia del equilibrio entre los alimentos ácidos y alcalinos, con una mayor proporción de estos últimos y las formas de cocción de estos alimentos.

Es recomendable que las personas ingieran alimentos que contengan fibra dietética como cereales integrales, legumbres, vegetales y frutas, con lo que pueden contribuir a reducir el riesgo de desarrollar el síndrome metabólico y enfermedades crónicas como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes mellitus tipo 2. En el país el cedentarismo siempre se encuentra al orden del día gracias a la poca o nula práctica de ejercicios físicos que ayudan en un nivel altísimo al correcto funcionamiento del organismo.

La regla básica para poder hacer las propias combinaciones es que el menú resultante esté compuesto por hidratos de carbono (pan, legumbres, pasta, arroz…), proteínas (principalmente carne y pescado) y una o dos raciones de alimentos del grupo de las frutas, verduras y hortalizas, de esta manera se podrá obtener un buen balance en la forma de alimentarse.

El consumo de frutas y verduras frescas es vital para poder gozar de mayor y mejor salud y bienestar. Los alimentos deshidratados o en conserva también forman parte de una interesante propuesta para toda la familia y más aún para aquel trabajador que poco tiempo dispone para la preparación de sus comidas diarias. Los copos de avena cocinados con leche o agua son una opción excelente para el desayuno, y pueden ser condimentados con yogur, frutas o pasas. En lo posible deben ser eliminados las bebidas azucaradas, en su lugar, bebe agua abundante. Una buena forma de aportarle más sabor al agua es añadirle frutas o verduras, como limón, lima, rodajas de pepino o frutos rojos de que igual manera ayudan al cuerpo.

You may also like

Leave a Comment