CLAVES DE UN BUEN LÍDER
3 diciembre, 2019
RELACIÓN ENTRE ÉXITO Y CAPITAL HUMANO
3 diciembre, 2019

LIDERAR DESDE LOS INICIOS

Para lograr ejercer un liderazgo efectivo desde un primer momento, el llamado “líder” debe poseer tres habilidades: la asertividad, los vínculos y la comunicación.

La primera de estas características es determinante y es que la asertividad es una habilidad que permite enfrentar situaciones difíciles de forma clara y directa, comunicar nuestras ideas y defender nuestros derechos, sin herir ni ofender a nadie.

A nivel empresarial, tiene un impacto a corto plazo en el clima interno y a mediano plazo, en la productividad, la rentabilidad y la competitividad, según Mercedes Hortelano, consultora senior de desarrollo profesional.

Un líder también debe construir relaciones, espacios de aprendizaje y experiencias de bienestar en los otros. Es decir, debe crear vínculos. Estrechar lazos permite fortalecer las relaciones laborales de todos los miembros de un equipo, generando un mejor ambiente y mejores resultados.

La tercera habilidad es la comunicación, un elemento clave para relacionarse con los demás. Sin comunicación no puede haber liderazgo, ya que esta es esencial para tener “seguidores”.

Tiene un enorme poder en todos los sentidos: puede fortalecer la empresa y llevarla a otro nivel, dependiendo del uso adecuado, sobre todo de los líderes de la organización. .