Inicio Economia Exportación de carne y sus derivados rompe récord en 2022 pero esperan un impacto negativo este año a causa de la sequía

Exportación de carne y sus derivados rompe récord en 2022 pero esperan un impacto negativo este año a causa de la sequía

por Belen Sepulveda

La exportación de los productos cárnicos y sus derivados en el 2022 alcanzó su cifra más alta en los últimos cinco años, generando ingresos por más de USD 2.197 millones.

Según los datos proporcionados por el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), en 2022 se logró exportar más de 608 millones de kilos de carne, menudencias y otros productos de origen animal por valor de 2.197.493.487 dólares.

En cuanto a la exportación de carne bovina, fueron exportados en 2022 un total de 333.700.904 kilos, lo que generó un ingreso de 1.722.325.637 dólares a la industria cárnica.  En cuanto a la venta al exterior de menudencias fue de un total exportado de de 55.737.469 kilos e ingresos por 106.981.608 dólares.

El bovino faenado en 2022 fue de un total de 2.120.589 cabezas, el mes con más faenas fue en mayo.

Pese al buen desempeño del comercio de la carne en 2022, la sequía persistente en el país hace que la perspectiva sea negativa para el 2023, ya que la proteína paraguaya reducirá su participación en el comercio internacional. Paraguay fue excluido consecuencia de la merma del hato bovino del top 10 de mayores países exportadores.

De acuerdo a las estimaciones del Servicio de Comercio Exterior del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, nuestro país ocupa ahora el puesto 11, detrás de México. Según esa estimación norteamericana,  el país pasó de 435.000 toneladas de peso carcasa equivalente en el 2022 a 390.000 este año.

“La sequía está ocasionando un impacto económico demasiado grande y visible también”, dijo el presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), José Carlos Martin.

En tanto que los productores de bovinos se encuentran preocupados por este fenómeno natural y la reducción de las cabezas de ganado. Eso es una hipoteca para el futuro porque estamos matando nuestra capacidad de producción al matar los vientres”, comentó Pedro Galli, titular de la Asociación Rural del Paraguay (ARP)

También te puede interesar

Deja tu Comentario