Inicio Actualidad “Con olor a mandarina” llegó a escuelas para educar y sensibilizar sobre el abuso sexual infantil

“Con olor a mandarina” llegó a escuelas para educar y sensibilizar sobre el abuso sexual infantil

por Belen Sepulveda

El cortometraje estuvo inspirado en el caso Felicita, víctima de violación y homicidio. El mismo buscó educar sobre los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

La historia de Felicita, niña de 11 años víctima de abuso y posterior homicidio en 2004, sirvió para llevar adelante una profunda reflexión sobre infancias felices que terminan rotas. La producción inició su trayecto en el 2017 con la realización del guion, posterior audiovisual, extendiéndose a cuentos, muñecos y coloreables.

Sandra Da Silva, especialista en Educación Superior, directora y una de las guionistas de la obra, dijo que estaba conforme con los resultados del proyecto ya que les permitió concienciar acerca de una realidad que se vive a nivel nacional y latinoamericano. “Los niños lograron reflexionar con ellos mismo y tener una visión de cómo debe ser una sociedad que protege sus derechos”, indicó.

Es así como sin pensar todo lo que lograría, en el 2017 junto con Liz Haedo decidieron escribir el guion con una visión artística, apelando a la ficción. Este ciclo cierra satisfactoriamente tras haber participado de dos jornadas educativas que consistieron en charlas y Cuenta Cuentos de “Anita Mandarina” en escuelas del municipio de Itacurubí del Rosario, en el marco del Programa Mes del Niño de la Dirección de Educación y Cultura de la municipalidad, con el objetivo de proyectar sus derechos acompañado de un equipo multidisciplinario.

Las charlas incluyeron actividades relacionadas a la vulnerabilidad infantil, lúdicas, creativas y de reflexión con relación al cuidado infantil, análisis del caso de Anita Mandarina sobre cómo se cuidarían ante un acoso, maltrato o situación vulnerable y respecto a la utilidad del número 147 Fono Ayuda.

Participaron maestros, padres de familia y alrededor de 500 estudiantes entre las edades de 7 a 15 años, del primer y segundo ciclo. Esto fue posible mediante una invitación de la Dirección de Educación y Cultura de la Municipalidad de Itacurubí del Rosario; se hicieron presentaciones del cortometraje y leyeron cuentos en castellano y guaraní con la interpretación de la directora Arminda Alvarenga.

You may also like

Leave a Comment