Inicio Salud CANSANCIO MENTAL Y EL MAGNESIO EN REHABILITACIÓN

CANSANCIO MENTAL Y EL MAGNESIO EN REHABILITACIÓN

por La Prensa

Las largas jornadas, la falta de sueño, la nula realización de actividades físicas y el desequilibrio en las prioridades diarias son piezas claves para desencadenar este mal.

Cada nueva jornada está marcada por innumerables actividades que requieren de casi toda la atención para desarrollarla de manera efectiva ,esto a su vez representa el agotamiento y el desgaste corporal y emocional de trabajadores, oficinistas o empresarios o de todo aquel que tenga más de una actividad en el día.

Algunos de los síntomas a ser tenidos en cuenta ante un posible caso de cansancio mental son los siguientes: Dificultad para dormir: Es la pescadilla que se muerde la cola. La falta de sueño puede provocarnos cansancio mental que, a su vez, nos provoca insomnio.

Dificultad para mantener la concentración: lo que conlleva un bajo rendimiento en el trabajo y en el día a día en general. Apatía y decaimiento. Si te notas más antipático y con menos fuerzas de lo normal y no encuentras una razón lógica, posiblemente sea porque padezcas cansancio mental y tengas falta de energía. Dolores de cabeza: Es lógico pensar que el continuo flujo de pensamiento, las 24 horas del día, acaban desembocando en un dolor de cabeza muy molesto.

Dolores musculares: La sensación de cansancio mental está íntimamente relacionada con la falta de energía. Se puede notar mayor pesadez en los músculos y, en general, que cuesta más trabajo hacer movimientos y mantenerse activo. Una de las maneras más efectivas de sobrellevar esta situación y acabar con el cansancio mental es controlar los pensamientos y ser conscientes de que la mayoría de los problemas que se ven alrededor, no lo son. La actividad física y el movimiento en general son muy importantes para mantenerse distraído.

La sensación de falta de energía y el agotamiento físico muchas veces está relacionada con el estado mental. Por ello, hay que actuar de forma contraria a lo que pide el cuerpo: si lo que apetece es estar tumbados sin hacer nada, lo que debemos hacer es cambiar el chip y empezar a moverse.

De esta forma, el cansancio mental irá desapareciendo y el cuerpo se irá activando poco a poco. Por otro lado, la buena alimentación sin duda alguna ayuda a que el cuerpo tenga mayores fuentes para hacerle frente a este padecimiento. Por este motivo, existen complementos alimenticios que ayudan a cubrir la demanda de este mineral.

Uno de ellos es el Magnesio, el aliado perfecto para aquellas personas que estén sometidas a periodos de esfuerzo o de decaimiento y debilidad. Al consumirlo al día, se podrá adquirir el 100% de la cantidad diaria recomendada y se sentirá como el cansancio y la fatiga, física y/o mental, ya no serán un problema. Generalmente las verduras de hojas verdes son las que contienen la mayor cantidad de magnesio.

You may also like

Leave a Comment