Inicio Economia SE MANTIENE EL BAJO CONSUMO

SE MANTIENE EL BAJO CONSUMO

por La Prensa

Uno de los parámetros que mejor ilustra el impacto de la pandemia en el país es la caída de las ventas, que, si bien comenzó a mostrar signos de recuperación, todavía se encuentra lejos de lo proyectado a principios de año.

El menor consumo en lo que va del 2020 se puede observar en la reducción que sufrieron los medios de pago alternativos al dinero efectivo, como las tarjetas de crédito y débito, principalmente. Durante la edición en línea del Pay Meeting, el economista Daniel Correa presentó datos estadísticos de los medios de pago.

Señaló que las expectativas de compras con tarjetas de crédito (TC) para el 2020 son 8 billones de guaraníes, lo que representa una caída del 7% en comparación al año anterior, cuando el consumo mediante el uso de TC fue de 8,5 billones de guaraníes.

Mientras que, en el 2018, se llegó a 11,1 billones de guaraníes. Las compras con las tarjetas de débito (TD), si bien tuvieron una reducción menor, también fueron afectadas en un contexto de caída general del consumo.

En el reporte presentado por el economista se pronostica una disminución del 3% al culminar el 2020, por transacciones valoradas en 5,8 billones de guaraníes frente a los 6 billones dólares del 2019. En contrapartida, se observa un incremento en los retiros y adelantos de cajeros automáticos con las tarjetas de crédito.

La expectativa es que se cierre el 2020 con un incremento del 25%, en comparación al 2019. Mientras tanto, las extracciones de cajeros automáticos sufrieron una reducción en los últimos meses. Esto responde a la cantidad de desempleos desde marzo pasado.

Según el informe de Correa, se proyecta una disminución del 2% al finalizar el 2020 por 35,8 billones de guaraníes retirados. Durante el 2019, los retiros alcanzaron 36,6 billones de guaraníes.

DESEMPLEO

Uno de los aspectos que más preocupa actualmente es la cantidad de desempleado a consecuencia del impacto de la pandemia. Sin dudas, generar soluciones para superar este problema es uno de los pilares para reactivar la economía del país.

Según la Encuesta Permanente de Hogares Continua de la Dirección Generar de Estadística, Encuestas y Censos (Dgeec), el segundo trimestre del 2020 culminó con una población desocupada de 256.882, lo que representa 29.022 personas más que en el primer trimestre del año.

La fuerza laboral del país está representada por una población de 3.608.459 personas. Aquí se incluye a los inactivos circunstanciales, segmento que al concluir el segundo trimestre del 2020 estaba conformado por 217.904 personas.

LEVE MEJORÍA

En los últimos meses, y más concretamente desde junio, el gasto de las personas comenzó a mostrar un leve crecimiento. El consumo de bienes no duraderos y esenciales se encuentra en crecimiento. Sin embargo, los insumos duraderos e industriales continúan en baja.

Es importante recordar que las ventas tuvieron una caída del 20% entre abril y mayo. La construcción es uno de los sectores más dinámicos, sustentado en la inversión pública y proyectos inmobiliarios.

Pero el gasto en vestimenta, ocio, y los insumos relacionados al cuidado personas tuvieron una considerable reducción, que todavía no se recupera. Según lo expuesto por Correa, Paraguay es uno de los países con mejores indicadores macroeconómicos de la región, lo que permite una posición más cómoda para soportar embates externos.

You may also like

Leave a Comment